Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME

La difícil tarea de ser médico residente o del martirio como requisito obligado para ser alguien en sistema de salud mexicano.

Mar, 10/23/2018 - 14:00 -- francisco.villa
Rafael Medina
La difícil tarea de ser médico residente o del martirio como requisito obligado para ser alguien en sistema de salud mexicano.

Rafael Medina
Hoy en día la vida es dura. Siempre lo ha sido. Pero hoy diferente. Pese a los logros, avances, triunfos. Vivimos una realidad hipermoderna, líquida, vertiginosa. Un presente donde las instituciones otrora sólidas, se desintegran, se muestran frágiles. Todas, el estado, la iglesia, el matrimonio, la familia, el trabajo. Una sociedad acelerada donde la tecnología transforma nuestra realidad minuto a minuto, donde el sentido de la vida se ha restringido al acto de comprar, consumir productos, mercancías con una fecha de caducidad cada vez más corta, cada vez más angustiantemente corta. Sin darnos cuenta nos hemos convertido en productos, mercancías moldeadas para una ineluctable infelicidad por no tenerlo todo, por adquirir mercancía que al momento de comprarla es sustituida de inmediato en el mercado por otra más innovadora, más cercana a esa felicidad a la cual estamos obligados instante a instante pero que nunca llega. Porque es imposible tenerlo todo. Somos mercancía casándose con mercancía, mercancía criando mercancía, mercancía que le reza a mercancía. Mercancía que cura mercancía. Los pacientes, los enfermos, hace mucho que son clientes.
 
      Hoy en día la vida es dura. Pero en especial si eres médico residente. Médico especialista en formación. Esto pudiera ser la máxima síntesis del libro que nos convoca. Determinantes sociales en el sistema de salud mexicano: repercusiones y afectaciones en la salud de médicos residentes de los investigadores Martín Acosta Fernández, María de los Ángeles Aguilera y Blanca Elizabeth Pozos. Publicación editada por el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara apenas en el 2017. Obra obligada para todos aquellos que participan en menor o mayor grado en el proceso de formación de los futuros especialistas en nuestro país pese a su solemne, académico e intimidante título. Libro que se pudiera percibir como farragoso y poco atractivo, más sin embargo termina por ser una sorpresa para el lector por su atinada apuesta por la síntesis y la claridad. Nos ofrece con pasmosa honestidad una realidad perturbadora, cercana y dolorosa que urge modificar. La realidad de todos aquellos médicos jóvenes que aspiran hoy en día a ser los especialistas de nuestro país.
 
      El núcleo del libro es una inquietante investigación que utiliza el método de la sociología fenomenológica para analizar las circunstancias de vida de 13 médicos residentes en su primer año de formación. Jóvenes que decidieron hacer su residencia médica en diversas especialidades. Retrato de sus circunstancias de vida y su transformación al convertirse en ese ambiguo hibrido estudiante-trabajador del fragmentado y lastimoso sistema de salud mexicano. Este método deja de lado los análisis cuantitativos y apuesta por la fenomenología en toda su riqueza de posibilidades. El análisis del discurso libre, la discusión rigurosa de su interpretación subjetiva ante una nueva realidad que, por desgracia, la mayoría de las veces decepciona y aplasta. Toda la apuesta de una vida en una sola casilla donde se suele encontrar maltrato, humillación, acoso y violencia. Por lo menos así nos lo dicen a través del trabajo de estos investigadores que nos hacen recordar, a los que pasamos por aquella etapa, por esas situaciones tremendamente normalizadas en nuestro sistema de creencias y costumbres. Situación doblemente difícil si eres mujer y dejas familia, pueblo o ciudad, lazos afectivos por la gran apuesta de ser médico especialista en México.
 
      La publicación tiene el tino de dividirse en cuatro grandes capítulos que dan el contexto ideal para entender la trascendencia de la investigación presentada. El primero, “Breve análisis del sistema Nacional de salud en México”, permite al lector entender las endebles características de nuestro sistema de salud y las graves dificultades en que se encuentra, sus rezagos, así como la indispensable y prominente valor de trabajo que representan los residentes en este sistema. “Formación de médicos especialistas en México”, explica el terrible contraste entre el idílico programa en que se sustenta la formación de los jóvenes médicos y los hechos reales donde no hay pistas reales de planificación y toda la estrategia se sustenta en las necesidades operativas de las unidades receptoras. “Afectaciones en el bienestar y la salud de los médicos especialistas durante su formación académica” es una gran revisión de la investigación de la investigación en este campo donde se demuestra el brutal impacto en la salud de los residentes debido a la sobrecarga de trabajo, la disminución de sus horas de sueño y las terribles condiciones de instalaciones, pero sobre todo de trato recibidas de sus superiores: múltiples consecuencias somáticas y emocionales, ansiedad, depresión y suicidio, por mencionar solo algunas de las más comunes y devastadoras.
 
       El capítulo titulado “Un acercamiento fenomenológico a la formación académica de médicos residentes” es el resultado del original trabajo de los autores. La contribución más rica de esta publicación. Es donde escuchamos y sentimos todo el dolor y decepción de los jóvenes evaluados. De cómo se sienten vejados, humillados, acosados, hostigados, maltratados por los integrantes de una institución que promete otras cosas muy distintas. La metamorfosis dolorosa de un joven médico en un producto, en un burdo saca chambas, un instrumento resuelve problemas, un burdo maquilador de soluciones instantáneas. Es la narrativa de la decepción, de la venganza futura que se cumplirá puntualmente en la siguiente camada de ingenuos, la gestación de un nuevo violentador, porque es lo que toca, lo que se acostumbra. Capítulo que obliga a una profunda reflexión y una pronta solución a una estructura deformada de violencia institucionalizada. Y precisamente el libro termina con un luminoso listado de recomendaciones, lúcidas, congruentes, factibles, esperanzadoras.
 
      Tal vez, el único defecto del trabajo es no sopesar el papel de un tercer protagonista en este proceso. Ya que no es un asunto solo del médico en proceso de especialización y las unidades que los reciben. Me refiero a la universidad. El verdadero papel de la universidad. Protagonista en teoría, pero un fantasma de hechos. Basta recordar que el título lo brinda la casa de estudios y no el hospital formador. Mutismo mañoso y cómplice, vergonzoso. Tiene programas que no se toma la molestia de aplicar, mucho menos de seguir. Mutismo mañoso y cómplice, vergonzoso, el intercambio de mano de obra baratísima por órdenes de pago. Por numeralia de productividad tramposa, por una matrícula embarazada con sudor ajeno. Sin atreverse siquiera a reconocer de manera formal, o por lo menos simbólica, el trabajo de los verdaderos profesores, los maestros de hospitales de 10, 20, 30 años de dedicación por miedo a una relación contractual. Mejor no los veo. No existen. Quieres trabajadores vulnerables que hagan la chamba de dos o tres sindicalizados, haz mi chamba y calladitos que los tramposos nos vemos más chulilindos. Somos números, cifras. Valdría la pena hacer un análisis serio, no solo lo que la universidad podría hacer para aminorar este problema, si no lo que debería hacer. Tal vez con eso sería suficiente para mucho.
 
      Así que, para terminar mi comentario, no puedo dejar de felicitar a estos tres investigadores, Acosta, Aguilera y Pozos, por esta sintética y poderosa obra. Porque insisto, la vida es dura y es grandioso que la ciencia siga ofreciendo probables soluciones a algunas cosas que la hacen tan difícil. Cualquier mejora es de ayuda, y más si hace referencia a los procesos de salud y sus protagonistas, los profesionales de la salud. Tenemos que hacer un tremendo esfuerzo y pisar el pedal de freno a una realidad que cada vez es más complicado detener, entender un poco. Aprendamos otra vez a ser humanos, no números, productos, mercancía. Autómatas del consumo. Vidas desperdiciadas y de caducidad lacerante. Mejor cobijemos a los jóvenes médicos que nos atenderán mañana, que nunca olviden que son seres humanos tratando a otros iguales. A esos muchachos que, en un buen porcentaje, consideran su estadía en la residencia médica un infierno sin un Virgilio acompañante, ignorando que, tal vez, esa sea la antesala del verdadero infierno: la vida del especialista en México. Pero esa es otra historia.
 
 
El libro "Determinaciones Sociales en el Sistema de Salud Mexicano"  Autor: Dr. Martin  Acosta Fernandez.
Fue relatado por el Dr. Rafael Medina Larios del Instituto Jalisciense de Salud Mental. SSJ; el día 5 de octubre de 2018 en las Jornadas de Actualización SALME, “La Salud Mental en el Trabajo”. En el Marco del Día Mundial de la Salud Mental para la Salud Mental.
https://www.researchgate.net/publication/320774502_Determinaciones_socia...

Comentarios

Enviado por Samir (no verificado) el

Gracias al organismo por la información. Para toda la población que está aquí, siento que cada vez hay más docentes que están propensos a sufrir diferentes enfermedades mentales. El otro día vi a un profesor intentado entrar a mi portal sev y tecleaba cosas incoherentes en la computadora lo cual me pareció muy pero muy extraño... 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <table> <thead> <tbody> <tr> <th> <td> <img> <h1> <h2> <h3> <h4> <h5> <div>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar si eres un usuario humano y prevenir ataques automatizados.
Autor: francisco.villa - Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME
Fecha de actualización: 23/10/2018 - 19:01:03