Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME

EL AUTISMO NO ES UNA ENFERMEDAD, ES UNA CONDICIÓN.

Lun, 04/25/2022 - 09:25 -- francisco.villa

El autismo es un conjunto de trastornos complejos del desarrollo neurológico caracterizado por dificultades en las relaciones sociales, alteración en la capacidad de comunicación, patrones de conducta estereotipada, restringida y repetitiva.
 
Para fines prácticos, podemos entender el autismo como una condición de vida que afecta en mayor o menor medida la interacción social por medio de la comunicación, la conducta, el lenguaje y la integración sensorial de las personas. No es una enfermedad, es una manera diferente de interpretar las palabras, los colores, las formas y los sonidos del mundo que nos rodea.
 
Se dice que es un espectro porque existe una gama muy variada de características con las cuáles se expresa el autismo, pero en cada individuo es una combinación única, por decirlo de algún modo.
 
Se considera que la incidencia de autismo a nivel mundial es de 3 a 6 niños/as de cada mil, existiendo cuatro veces más probabilidades de aparición en los varones que en las mujeres, sin distinción de razas, nivel socioeconómico o área geográfica.
 
En México se ha realizado un estudio de prevalencia del autismo (2016). La cifra indica que 1 de cada 115 niños estarían en esa condición. Casi 1% de todos los niños en México, alrededor de 400 mil, tienen autismo.
 
De acuerdo con la Secretaría de Educación, en la entidad hay mil 763 estudiantes en escuela regular que viven con autismo y de acuerdo con estadísticas estatales, en Jalisco uno de cada 300 niños presentó el trastorno del espectro autista.
 
Las causas exactas se desconocen, sin embargo, se cree que es un componente genético detonado por un factor externo. La Academia Americana de Pediatría menciona 3 líneas de investigación:

  • Factores Genéticos: Se han estudiado varios genes que al parecer predisponen la aparición de TEA.
  • Factores Ambientales: También hay estudios que indican la posible exposición a diversas sustancias durante el embarazo.
  • Factores Neurobiológicos: Otra línea de estudio es el funcionamiento de algunas células del cerebro.

 
El conocimiento de lo que supone un desarrollo normal tanto por padres como por profesionales de la salud, es el primer paso para la detección de problemas.
 
De igual forma es importante el hecho de conocer los antecedentes familiares y perinatales y la evolución en la adquisición de las habilidades esperadas según la edad de desarrollo: “hitos del desarrollo infantil”.
 
Existen determinadas señales de alerta inmediata para cualquier niño que indican necesidad de una evaluación específica más amplia:

  • No balbucea, no hace gestos (señalar, decir adiós con la mano) a los 12 meses
  • No dice palabras sencillas a los 18 meses
  • No dice frases espontáneas de dos palabras (no ecolálicas) a los 24 meses

 
La detección temprana es lo ideal, ya que gracias a la plasticidad cerebral se puede trabajar el desarrollo de habilidades. Sin embargo, a cualquier edad, el acompañamiento terapéutico personalizado y especializado es clave para mejorar su calidad de vida.

Autor: francisco.villa - Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME
Fecha de actualización: 25/04/2022 - 14:25:50