Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME

Conferencia "Yo me cuido para acompañar mejor".

Mar, 07/16/2019 - 13:52 -- francisco.villa

CONFERENCIA: YO ME CUIDO PARA ACOMPAÑAR MEJOR

 
Dirigida a: A todas las personas que se encuentren en  situación de cuidador de algún usuario-paciente  con algún padecimiento  de salud y salud mental.
Sede: Auditorio de los Consejos Estatales en Salud. Calle Lago Tequesquitengo #2600 Col. Lagos del Country, Zapopan, Jalisco, México.                                                  
Fecha: 31 de Julio de 2019.
Prerregistro: 09:00 hrs.
Horario de la conferencia: 10:00 a 12:30 hrs.
Ponente: Lic. Hilda Fermín Navarro. Psicóloga Algióloga y Paliativista
Adscrita al Instituto de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos de la
Secretaría de Salud Jalisco.
Informes e inscripciones: 30309900 ext. 114 y 115, con la Psic. Leticia Martínez;
e-mail: itimar@gmail.com; RPIC.SALME@gmail.com
Sin costo.
 
Todas las personas en situación de cuidador de algún usuario-paciente-familiar con algún padecimiento de salud y salud mental limitante, están en riesgo de padecer el “síndrome del cuidador”.
El derecho a la salud incluye al cuidador, quien puede disponer de los medios de atención en salud mental.
El “síndrome del cuidador” se puede evitar tomando las medidas pertinentes.
 
Objetivo: Promover el autocuidado integral en personas en situación de cuidador,  para:
• Contribuir  a que las personas en situación de cuidador de algún usuario- paciente  con algún padecimiento  de salud y salud mental limitante, tomen conciencia de los riesgos de padecer el “síndrome del cuidador”, independientemente de las condiciones relacionales o grado de parentesco.
• Informar  a personas en situación de cuidador de algún usuario- paciente  con algún padecimiento  de salud y salud mental limitante, sobre el manejo de medidas de autocuidado emocional y psicológico.
 
 
Introducción:
 
La sobrecarga del cuidador ha sido definida operativamente y medida partiendo de un modelo derivado de la Teoría General del Estrés. En este modelo, el cuidador debe afrontar determinados factores estresantes y su respuesta irá mediada por procesos psicológicos que incluyen el impacto en la funcionalidad global del individuo.
 
La carga familiar repercute en distintas áreas de la vida del cuidador: las tareas de la casa, las relaciones de pareja, familiares y sociales, el desarrollo personal del tiempo libre, la economía familiar, la salud mental y el malestar subjetivo del cuidador relacionado con la enfermedad. Estas áreas se agrupan en dos grandes dimensiones: la carga objetiva y la carga subjetiva.
 
La carga objetiva se define como cualquier alteración potencialmente verificable y observable de la vida del cuidador causada por la enfermedad del paciente y se origina en las labores de supervisión y estimulación del paciente. Está constituida principalmente por sus propios problemas emocionales o somáticos, los problemas económicos y el clima de convivencia en casa, cuestiones que podrían verse aliviadas por acciones terapéuticas en el Centro de Salud Mental, por una mayor adecuación de programas de familias en la rehabilitación y por prestaciones sociales.
 
La carga subjetiva hace referencia a la sensación de soportar una obligación pesada y opresiva originada en las tareas propias del cuidador y en el hecho mismo de que un familiar sufra una enfermedad de estas características. La mayor carga subjetiva familiar está constituida por las conductas del paciente, especialmente por la sintomatología negativa (apatía, anhedonia, abulia...) y también se relaciona con las preocupaciones generales por la salud, seguridad, tratamiento y futuro del paciente.
 
El “Síndrome del cuidador” es un trastorno que experimenta la persona que está a cargo de otra que padece una enfermedad o se encuentra con limitaciones, debido a un agotamiento físico y mental que le incapacita para seguir ejerciendo su rol de acompañante.
Debido a las necesidades en las personas que se responsabilizan o se encargan de  otorgar el cuidado de un familiar con enfermedad mental, usuario o paciente en la atención comunitaria; resulta clave tener información para el ejercicio  del auto cuidado en circunstancias de acompañante. Ello, mediante el acceso oportuno de la información proporcionada por el personal  capacitado de los servicios de salud y salud mental en la Red Estatal de Salud Mental,  con la  finalidad de prevenir que el cuidador  se convierta  en un “paciente  oculto” y  “presente  un colapso”,  aún que algunos sectores tienen un mayor riesgo para desarrollar enfermedad mental debido a sus condiciones psicosociales, culturales o económicas.
 
Qué puede sentir la persona con síndrome del cuidador:
 
• Sentirse abrumada
• Sentirse sola, aislada o abandonada por los demás
• Dormir mucho o muy poco
• Aumentar o bajar mucho de peso
• Sentirse cansada la mayor parte del tiempo
• Perder el interés en actividades que solías disfrutar
• Irritarse o enojarse con facilidad
• Sentirse preocupada o triste con frecuencia
• Tener dolores de cabeza o de cuerpo con frecuencia
 
Con cuáles enfermedades se relaciona:
 
• Depresión y ansiedad. Las mujeres que son cuidadoras tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar síntomas de ansiedad y depresión. La ansiedad y la depresión también aumentan el riesgo de padecer otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular.
• Sistema inmunitario débil. Los cuidadores estresados pueden tener el sistema inmune más débil que los que no se dedican a esto y pasar más días enfermos con resfrío o gripe. Un sistema inmunitario débil puede hacer que las vacunas, como las de la gripe, sean menos eficaces. Además, la recuperación de una cirugía puede tardar más.
• Obesidad. El estrés causa aumento de peso en más mujeres que hombres. La obesidad aumenta el riesgo de otros problemas de salud, incluyendo enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular y diabetes.
• Mayor riesgo de enfermedades crónicas. Altos niveles de estrés, especialmente cuando se combinan con la depresión, pueden aumentar el riesgo de sufrir problemas de salud como enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes o artritis.
• Problemas con la memoria a corto plazo o de atención. Los cuidadores de cónyuges con Alzheimer tienen mayor riesgo de tener problemas con la memoria a corto plazo y la concentración.
 
Qué hacer:
 

  • Ayúdame a ayudarte. Habla con tu médico, ofrece la información que te pida y sigue indicaciones.
  • Desarrolla habilidades para el manejo del estrés como: respiración profunda, relajación muscular, priorizar responsabilidades, planeaciones efectiva de actividades.
  • Poco a poco, invita a personas de confianza a que te ayuden.
  • Responsabilízate de tu salud, un cuidador enfermo contribuye poco.
  • Dedica tiempo a lo que te gusta y evalúa si hacerlo te genera culpa.
  • Separa los problemas de la persona a quien cuidas, de tu situación general de vida, si bien están juntos, al mismo tiempo conservan su individualidad y privacidad.
  • Organízate: Una buena planificación del tiempo te permitirá poder desarrollar otras actividades.

 
Informes de atención en Salud Mental: 30309900 ext. 214.

Autor: francisco.villa - Instituto Jalisciense de Salud Mental - SALME
Fecha de actualización: 18/07/2019 - 14:55:28